¿Porque solo atraes chicos malos?

Demás esta decir, que los "chicos malos" son muy seductores y a veces caemos rendidas a sus pies, pero si la historia de repite, pon atención.



Son divertidos, seductores y casi siempre muy guapos, pero si solamente atraes a estos tipo de hombres en tu vida, debes saber como evitarlos con estos 6 consejos:





1. Tu actitud:

A veces tenemos actitudes que espantan a un hombre maduro, por ejemplo: ser muy infantiles y caprichosas, ser egoistas en la relacion y no preocuparte mucho por el otro, ser sarcásticas.
Con esas 3 actitudes atraemos exactamente un hombre con las mismas características y sabemos que los "chicos malos" son exactamente eso: infantiles, egoístas y sarcásticos.
Quizas tomando una actitud un poco mas madura, puedas atraer un hombre similar.

2. Ignoras a los otros hombres:

No es nada raro que te encuentres en un lugar público, y veas 2 tipos de hombres, es malo y el bueno. El "malo" siempre esta llamando la atención, ya sea por su belleza o por su actitud, y a partir de ahí "quedamos hipnotizadas" e ignoramos todo a nuestro alrededor.
Intenta, en alguna salida a ignorar a los que llaman la atención y enfócate en los mas calladitos.

3. Recompensas sus malas actitudes:

Si el se burla de ti o es agresivo y tu le sigues la onda con sonrisas, lo estarás "mal enseñando".
Muéstrale que esas actitudes no te van y no te causan gracia.

4. Intenta cambiar:

Ya lo decía Einstein: Si haces siempre lo mismo, encontrarás resultados iguales.
Si quieres dejar de relacionarte con "chicos malos", enfócate en buscar otro tipo de hombre.
Quizas eso te exija un poco de sacrificio, ya que cuando nos sentimos flechadas, quedamos ciegas, pero intenta aunque sea una vez, veras que vale la pena.

5. Caes sin querer:

A casi todas las mujeres, nos aburre quizás el hombre "demasiado bueno" por eso buscamos toda esa pasión que tienen los "chicos malos".
A veces no nos damos cuenta y caemos sin querer.

6. Quieres tener una relación antes de tiempo:

No caigas en ese error, acuérdate: Antes sola que mal acompañada!

Quizas te interese:

Carolina Garcia

Editora